Museo archeologico di Adria
A lo largo de la Vía Annia

Detalles del itinerario. Periodo recomendado Primavera, Verano, Otoño, Invierno Teléfono+39 0426 21612
Modalidad de recorrido: en coche. Padua y Adria también están conectadas por vía férrea, con un cambio en Rovigo.

El trazado romano, que se remonta al II siglo a. C., conectaba una cabeza de línea meridional identificada en Adria (o más al sur, según otras fuentes) con Aquileia, después de haber cruzado los centros de Padua, Altino y Concordia Sagittaria, con una extensión de aproximadamente 200 km.

A la Vía está dedicado un proyecto que está implementando varias salas específicamente consagrados en los cinco museos arqueológicos de las citadas localidades.

El itinerario que aquí proponemos se limita, de momento, a Adria y Padua, partiendo de Adria y llegando a Padua y puede desarrollarse en una jornada. A la fecha están concluidas y pueden ser visitadas las salas implementadas en el Museo Arqueológico Nacional de Adria y en los Museos Cívicos en los Eremitani di Padova. La propuesta de viaje será ampliada y completada  dentro del próximo año con la conclusión de las implementaciones en los Museos Arqueológicos Nacionales de Altino, Concordia y Aquileia.

Adria, gracias a su puerto fluvial y a su rol de emporio internacional, conoció gran esplendor particularmente en el VI y el II siglo a.C. En ella Vénetos, Griegos y Etruscos se encontraron, desde ella se difundieron mercancías e ideas. No obstante el gran interés que este emporio ha suscitado siempre, en realidad el antiguo ordenamiento urbanístico es todavía poco conocido y los rastros de su grandeza pueden ser encontrados principalmente en las espléndidas colecciones del Museo Arqueológico Nacional.

Dejando Adria atrás, se echa rumbo hacia Padua, la antigua Patavium, de nobles orígenes cuya fundación se hace remontar nada menos que a Antenor, el héroe que se salvó de la destrucción de Troya. El centro conoció gran prosperidad tanto en la época prehistórica como en la edad  romana y fue cuna de numerosos personajes célebres, entre los cuales Tito Livio. Además de la visita al Museo Cívico en los Eremitani, que también conserva la estela de Ostiala Gallenia, se aconseja no dejar de visitar la Arena, siempre de época romana, y la Capilla de los Scrovegni que conserva un importantísimo ciclo de frescos de Giotto. Tanto la Arena como la Capilla se encuentran en las cercanías del Museo.


En Padua, te recomendamos no perderte la Arena, de la época romana, y la Capilla de los Scrovegni, que conserva un importantísimo ciclo de frescos de Giotto. Tanto la Arena como la Capilla se encuentran cerca del Museo Cívico de los Ermitaños.