Familias y escuelas

Se sabe que los niños y adolescentes no aguantan demasiado las largas visitas a iglesias y museos. Quizás, sea mejor buscar una breve excursión, divertida y de poca implicación y, por qué no, en la naturaleza. El Véneto, con sus miles de paisajes fascinantes es el lugar perfecto para ello.


Didattici