San Giorgio Maggiore

Foto di Pierluigi Bertagno

La Basílica, los espacios culturales y unas vistas impresionantes de Venecia

La gran Basílica, con su fachada blanca de proporciones renacentistas, perfectas y equilibradas, diseñada por el maestro Andrea Palladio en el 500, es el primer edificio que sin duda destaca en la isla de San Giorgio Maggiore, situada justo ante la Plaza San Marco y separada del centro histórico veneciano por el Canal de la Giudecca.

En un tiempo pasado, bajo la posesión de la noble familia de los Memmo, esta isla, en la que ya se edificó una pequeña iglesia entre los siglos VIII y IX, fue donada a los monjes benedictinos en el transcurso del siglo X, que dispusieron el terreno de alrededor de la capilla y construyeron un gran monasterio, que en el siglo XVI se amplió con la construcción de la gran Basílica dedicada a San Jorge.

Para el visitante, llegar hasta este ángulo de la laguna tan próximo al bullicioso centro de Venecia es realmente fácil. Los vaporetos de ACTV hacen paradas en San Giorgio, con pocos minutos de diferencia entre uno y otro, conectándola con el Sestriere di San Marco, del que forma parte administrativamente, y con la vecina Giudecca, separada por el estrecho Canal de la Grazia.

En el periodo napoleónico, tras la eliminación del monasterio, esta isla se reconvirtió en puerto franco con dársena y almacenes propios. A día de hoy, sigue presente la imponente basílica, obra de arte que reúne obras de arte de gran valor, como las telas pintadas por Tintoretto, o los antiguos edificios benedictinos. Estos, tras ser restaurados y reformados por la Fundación Giorgio Cini, son hoy sede de eventos culturales y congresos, con bibliotecas y una fototeca que pueden visitarse gracias a los recorridos guiados organizados por la propia Fundación.

Más

Rutas recomendadas

Información

cerca



Photogallery